Qué es la virada en la vela

Cuando empecé a navegar, me preguntaba qué significaba virar un velero. En la web, no pude encontrar un recurso completo que me enseñara todo lo que necesitaba saber sobre esta importante maniobra. Así que he decidido escribir una guía útil sobre este tema para ayudarte.

¿Qué es la virada en la navegación? La virada o virar es una maniobra clave de la navegación en la que el navegante cambia la dirección de la proa de la embarcación de un lado del viento al otro, para progresar en la dirección deseada, generalmente en dirección al viento.

Para comprender a fondo el concepto con todos sus términos técnicos y cómo emplearlo, es necesario que nos sumerjamos un poco más en este tema.

Cómo virar un velero

Si desea navegar en ceñida, la lógica, la experiencia y la física nos dicen que los veleros no pueden navegar directamente contra el viento, ya que la vela no funcionará. Sólo experimentará una elevación o fuerza de avance si permanece fuera de la zona de no navegación, que suele estar a 45 grados de la dirección del viento.

La zona de no navegación se indica en la imagen anterior. Para viajar hacia el viento, el punto de navegación que desea establecer se denomina navegar de ceñida.

Es decir, aproximadamente 40-45 grados de distancia de la dirección del viento. Normalmente, en una zona de navegación de ceñida, todas las velas se recogen con fuerza y no aletean en este ángulo de navegación.

Ahora que conocemos nuestro punto de vela para la ceñida, hablemos de la virada. La virada permite a los veleros alcanzar el destino deseado en la ceñida.

Por ejemplo, para navegar desde el punto A hasta el punto B en ceñida, los veleros tienen que utilizar la maniobra de virada, es decir, cambiar de dirección girando hacia delante y hacia atrás en forma de zigzag hasta alcanzar el destino.

Virar de ceñida a ceñida es girar el morro del barco unos 90 grados.

¿Cuándo emplear una virada?

La virada puede emplearse en cualquier momento desde cualquier rumbo de ceñida, pero la mayoría de las veces se emplea para cambiar de dirección de un rumbo de ceñida a otro, normalmente con la intención de navegar hacia el viento.

Pero si queremos hablar de la frecuencia (cuándo) con la que hay que virar, la respuesta depende realmente del lugar al que se navega y del tipo de barco en el que se navega.

Si se trata de una regata, hay que saber exactamente cuándo hay que virar. Tendrá más flexibilidad si navega en embarcaciones que no sean de competición.

Normalmente, querrá zigzaguear lo más cerca posible de la trayectoria directa hacia su destino. Por lo tanto, es posible que tenga que virar con bastante frecuencia para llegar al destino deseado.

Sin embargo, hay que mencionar que cuando se vira con demasiada frecuencia, se pierde temporalmente algo de velocidad, por lo que es una buena idea no virar demasiado pronto.

Algunos términos que hay que conocer

En este artículo, utilizaremos algunos términos nuevos que son específicos de la navegación y las viradas, y queremos discutirlos antes de hablar de cualquier otra cosa.

  • Hojas de foque: Se trata de cuerdas y cabos para trimar o «escorar» el foque.
  • Escota de trabajo: Son las escotas de foque que están trimando activamente el foque. Se ajustan a la vela y tiran de ella para trimar el foque.
  • Escota de perezoso: Son escotas de foque que están sin usar momentáneamente.
  • Escota mayor: Cuerda que se sujeta a la botavara y se utiliza para controlar la vela mayor.
  • Babor: Lado izquierdo del velero.
  • Estribor: Lado derecho del velero.
  • Virar a babor: Si el viento golpea el lado izquierdo del barco. Es de color rojo.
  • Virar a estribor: Si el viento golpea el lado derecho del velero.  Es de color verde. 

También te puede interesar:

Licencia de Navegación

Patrón Navegación Básica

¿Qué son la virada a babor y la virada a estribor?

Siempre hablamos de la procedencia del viento cuando navegamos, así que cuando el viento viene de babor y empuja las velas hacia la derecha, decimos que estamos en una virada a babor.

Cuando el viento golpea nuestras velas desde el lado de estribor y empuja las velas hacia la izquierda, entonces decimos: Estamos virando a estribor.

Cómo virar un velero correctamente en 10 sencillos pasos

El primer paso que debe dar el timonel es comprobar que el entorno está despejado.

Si está despejado, el timonel grita «Preparados».

El timonel espera ahora a que la tripulación prepare las escotas y los cabos para manejar las velas.

Mientras tanto, calcula el cabo de amura: Este es un paso crucial, que no debe olvidarse. Antes de girar el timón, el timonel mira y calcula hacia dónde va a apuntar el barco después de la virada; por lo general, si se navega de ceñida, es 90 grados a la izquierda o a la derecha de donde se está ahora. Siempre es útil utilizar el paisaje, otros barcos, etc. como guía.

Cuando el timonel escucha la confirmación «Todo despejado» o «Listo» de la tripulación, entonces inicia la maniobra de virada, seguida de girar el timón a babor o a estribor.

Cuando el timonel realiza el giro propiamente dicho, siempre es mejor aspirar a girar un poco más de 90 grados, en lugar de no girar lo suficiente, ya que probablemente estará de cara al viento y perderá velocidad e impulso. Siempre se puede volver a ajustar si se está muy lejos de la línea de trazado.

También puedes utilizar otro método para estimar hasta qué punto debes girar y cuándo debes dejar de hacerlo. Cuando el viento empiece a soplar el foque hacia la escota, será el momento de dejar de girar.

En ese momento el viento habrá cambiado de lado, ahora sopla hacia el otro lado de las velas. Este es el momento perfecto para que la tripulación se mueva al otro lado del velero. Este paso es esencial para el equilibrio de la embarcación.

Cuando el velero esté girando por el ojo del viento, habrá un momento en el que la proa del velero estará orientada hacia el viento directo, la vela más pequeña (también conocida como foque) y la vela mayor estarán ondeando. Este es el momento perfecto para soltar la escota del foque de una sola vez de la escota de trabajo y empezar a tirar del cabo de la escota de holgura (que ahora es la escota de trabajo) por el otro lado. La escota de la mayor debe tensarse en el centro del barco.

Una vez que el velero ha realizado con éxito una virada completa, la embarcación comienza a tomar velocidad a unos 90 grados del rumbo original. El timonel mantiene la caña del timón en el centro. La tripulación comienza a trimar y ajustar la vela.

Pérdida de tiempo en una virada

Si una virada no se realiza correctamente como se ha descrito anteriormente, lo más probable es que los veleros sufran una pérdida de velocidad. La causa principal de la pérdida de rumbo es la falta de velocidad e impulso del velero al girar y realizar la maniobra de virada.

Son muchos los factores que pueden hacer que un velero pierda velocidad e impulso, a continuación se indican algunos:

  • El velero no tenía la velocidad necesaria antes de iniciar la virada.
  • Durante la virada, girar el timón demasiado rápido y bruscamente actuará como un freno y hará que la velocidad del barco se reduzca drásticamente.
  • Girar el barco demasiado despacio también contribuirá a la falta de velocidad e impulso.
  • Si la escota de trabajo se suelta lentamente antes de tiempo, eso hará que la velocidad también disminuya. Consulte los 10 pasos anteriores para saber cómo hacerlo correctamente.
  • Si las velas no se triman correctamente, el velero puede perder su velocidad e impulso y su eficiencia muy rápidamente. 

¿Qué viradas tienen éxito?

Para emplear las viradas con éxito hay que tener en cuenta los siguientes puntos:

  • El velero debe tener una cantidad adecuada de impulso y velocidad para poder llevar a cabo toda la acción de virar.
  • Evite girar bruscamente la embarcación, ya que esto no sólo será peligroso, sino que también hará que su barco pierda velocidad y llegue a la posición de calado.
  • En su lugar, asegúrese de girar el timón unos 33 grados. Esto no sólo proporcionará a su embarcación un giro fácil y manejable, sino que también permitirá a la tripulación controlar adecuadamente la escota del foque y la escota de la mayor. 
  • Evite apretar demasiado la nueva escota de barlovento (la escota de foque) que antes era de sotavento, ya que esto hará que las velas queden planas y sean menos eficientes.
  • Es mejor que el viento llene la vela de foque para crear sustentación inicialmente y, una vez que el barco haya cogido velocidad e impulso después de virar, recortar la vela de foque correctamente.

Ajuste de las velas durante y después de una virada

Un componente clave para el éxito de una virada es, sin duda, el trimado de las velas. La mayoría de nosotros nos esforzamos mucho en tirar de los cabos en el nuevo lado de la vela y casi olvidamos que es muy importante realizar este paso correctamente.

Cuando se navega contra el viento (en ceñida), una de las maniobras más importantes para navegar eficazmente y al mismo tiempo mantener el impulso y la velocidad es el trimado correcto.

Cómo trimar el foque

Es fundamental trimar el foque antes que la vela mayor.  Porque tener una vela de foque bien trimada tendrá un efecto tremendo en el trimado de la mayor por detrás, por lo que hay que trimarla bien a toda costa primero.

Como el control principal en un velero es la escota del foque, me gustaría tener marcas en la escota del foque para tener una base válida con la que trabajar y a la que volver cuando viren o cuando el viento cambie de velocidad.

Ajustar el carro del foque

El otro control principal sería el carro del foque y, en la mayoría de los barcos, se puede desplazar hacia adelante y hacia atrás en el carril. Con vientos ligeros, es aconsejable tener el carro más adelantado, mientras que con vientos más fuertes es más eficaz tenerlo más atrasado para derramar la parte superior de la vela.

Puede utilizar las colas para juzgar dónde tener el carro, lo mejor es tener los tres rompiendo al mismo tiempo.

Ajuste de la driza

Además, la driza es el otro mecanismo de control que necesita su atención cuando se navega de ceñida. Para controlar correctamente la driza, es conveniente tenerla más tensa en vientos fuertes para aplanar la vela.

Cómo trimar la vela mayor

Cuando queremos trimar la escota de la mayor y el puño de amura de la misma, nos centramos en la torsión de la baluma de la mayor. Una guía precisa para ello sería mirar la parte superior de los testigos en la baluma de la mayor, y conseguir que ese testigo superior vuele aproximadamente entre el 50% y el 80% del tiempo.

En algunos casos no volará correctamente, entonces querrá aflojar ligeramente la escota de la mayor.

Una de las principales tareas es controlar el ángulo de la botavara con respecto a la línea central. Por lo tanto, utilícela para posicionar la botavara con respecto a la línea central. Utilice la escota de la mayor para controlar la torsión de la parte superior de la vela.

A medida que aumenta el viento, es mejor aflojar para mantener el velero equilibrado en el ángulo correcto de escora y con corrección. También puede tensar la escota de la mayor cuando aumente el viento.

Deja un comentario